Clos Farena

Bajo la protección de la Sierra del Montsant, nace un proyecto que busca recuperar variedades autóctonas como la Garnacha blanca para asegurar el futuro de una zona vitícola milenaria.

Clos Farena cuenta con un viñedo que se sitúa a una altitud de más de 670 metros en el que no usan ningún tipo de herbicida ni pesticida. Es tal su apuesta por el cultivo ecológico que ya está en proceso de calificación oficial.

Otra de sus características son las prácticas biodinámicas, que ponen de ejemplo en detalles como llevar a cabo el arado en luna nueva o cuarto menguante.